Trump envió un mensaje contundente a los socialistas del mundo, especialmente para Venezuela, Cuba y Nicaragua

Estados Unidos Featured Venezuela

La Primera Dama y el Presidente de los Estados Unidos de América, brillaron una vez más en el mensaje que dieron en la Florida International University, destinado a los socialistas de todo el mundo y con especial énfasis en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

A continuación las palabras textuales del discurso completo que fue ovacionado por todo el público presente (los momentos más destacados están resaltados en negrita):

Melania Trump: Nos resulta maravilloso encontrarnos hoy aquí en la hermosa ciudad de Miami. El Presidente y yo nos sentimos honrados de estar con todos ustedes mientras juntos apoyamos al gran pueblo de Venezuela.

Estoy orgullosa de estar aquí junto a ustedes en los Estados Unidos de América como su Primera Dama. Muchos de ustedes en esta sala saben lo que se siente ser bendecidos con la libertad luego de vivir bajo la opresión del socialismo y el comunismo. En Venezuela, el pueblo está a punto de recuperar su libertad.

Hoy debemos dejar que el pueblo Venezolano nos escuche como una sola voz. Hay esperanza, nosotros somos libres y oramos juntos en voz alta y orgullosa para que pronto el pueblo de Venezuela también sea libre.

Mi esposo está hoy aquí porque se preocupa profundamente por el sufrimiento que padece Venezuela. Y esta tarde, él tiene un mensaje importante para compartir.

Señoras y señores, es un placer para mí presentar a mi esposo y Presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump.

Presidente Trump: Muchas gracias, Melania. América está verdaderamente bendecida por tener semejante Primera Dama, ¿verdad? Una Primera Dama extraordinaria. Ella es extraordinaria. Ella realmente lo es. Ella se preocupa por las personas.

Hola Miami. Estoy encantado de volver al estado que amo, con tantos orgullosos patriotas, amantes de la libertad. Estamos aquí para proclamar que se avecina un nuevo día en América Latina. Se viene.

En Venezuela y en todo el hemisferio occidental, el socialismo se está muriendo y la libertad, la prosperidad y la democracia están renaciendo.

Hoy nuestros corazones están llenos de esperanza debido a la determinación de millones de venezolanos de a pie, el patriotismo de la Asamblea Nacional de Venezuela y el increíble coraje del presidente interino Juan Guaidó.

El pueblo de Venezuela defiende la libertad y la democracia, y los Estados Unidos de América están a su lado.

Permítanme comenzar agradeciendo a los grandes líderes aquí hoy reunidos que han sido verdaderos campeones por la causa de la libertad. Estas personas los aman a ustedes, y aman a Venezuela, y aman a Cuba. Y aman a todos los lugares por los que luchamos.

Recién electo y ya haciendo un trabajo increíble, el gobernador Ron DeSantis.

Un hombre al que llamo especialmente cuando estamos hablando de Cuba, Venezuela, Nicaragua.  Él sabe mucho y es un buen amigo mío: el Senador Marco Rubio.

Un gran Gobernador; le dio a Ron un poco de ventaja. Hizo un trabajo fantástico en Florida. El ex gobernador, y ahora Senador, Rick Scott.

Alguien a quien he llegado a conocer muy bien, especialmente en cuanto al hecho de que mi corazón hoy esté en Venezuela, el Diputado Mario Díaz-Balart.

El Embajador Carlos Trujillo. La Teniente Gobernadora Jeanette Núñez. Su nueva y excelente Fiscal General, Ashley Moody. Y a tantos otros esforzados funcionarios públicos que se encuentran en esta sala en éste momento, les agradecemos mucho por estar hoy con nosotros. Gracias.

Gracias también al Secretario de Comercio Wilbur Ross, que está hoy con nosotros, y al embajador Lighthizer. Acerca del Embajador Lighthizer, debo decir que acabo de regresar de un lugar llamado China. Y realmente estamos progresando mucho allá. Nadie esperaba que esto sucediera. Estamos haciendo un enorme progreso.

Mientras tanto, miles y miles de millones de dólares ingresan a nuestro Tesoro. Y es muy sencillo entender por qué. Porque ahora todo esta en marcha. Cosa que nunca había sucedido antes. En este país no conocíamos lo que se sentía, pero ahora que todos está en marcha, sabemos bien lo que se siente.

También queremos extender nuestro profundo agradecimiento al Presidente de la Florida International Univesity, Dr. Mark Rosenberg, por ser el anfitrión de este importante evento.

Finalmente, quiero agradecer a todas y cada una de las personas en esta maravillosa audiencia que han hecho propia la defensa de la dignidad humana. Y eso es algo que tienen en común todos ustedes.

Y quiero agradecer especialmente a la comunidad de exiliados venezolanos que ha hecho tanto para apoyar al Presidente Guaidó para que organice la ayuda para sus compatriotas y haciendo muchas cosas por su país. Muchas gracias por estar aquí. Estamos con ustedes.

Estamos profundamente agradecidos con todos los disidentes, con todos los exiliados, con todos los presos políticos, con todos los que han dado testimonio de los horrores del socialismo y del comunismo, y con todos los que se han manifestado valientemente contra ellos. Muchas gracias.

El hecho es que ustedes han sido testigos de los crímenes y de la corrupción. Han visto el hambre y el sufrimiento. Han oído las angustiantes súplicas por ayuda. Ustedes han protestado, y lo han hecho con respeto, pero en voz alta. Y ustedes han orado para que llegue el día en que podamos ver que todas las personas de esta región sean finalmente libres. Y ese día está a punto de llegar.

Mientras estamos hoy aquí reunidos, el pueblo de Venezuela se encuentra en el umbral de la historia, listo para que le devuelvan su país y que le devuelvan su futuro.

No hace mucho, Venezuela era por mucho, la nación más rica de América del Sur. Pero años de gobierno socialista han llevado a esta próspera nación al borde de la ruina. Ahí es donde se encuentra hoy.

La tiranía socialista nacionalizó las industrias y expropió empresas privadas. Se enfocó en la confiscación masiva de la riqueza, cerró mercados que antes eran libres, suprimió la libertad de expresión e instaló una implacable maquinaria de propaganda, elecciones amañadas, persecución política de los opositores y destruyó el imperio imparcial de la ley.

En otras palabras, los socialistas han hecho en Venezuela todas las mismas cosas que socialistas, comunistas y demás totalitarios han hecho en todas partes que han tenido la oportunidad de gobernar. Y los resultados han sido catastróficos.

Casi el 90% de los venezolanos ahora viven en la pobreza. En 2018, la hiperinflación en Venezuela superó el 1 millón por ciento. La grave escasez de alimentos y medicinas afecta a todo el país como si fuera una plaga. El socialismo ha devastado completamente este gran país en el que las reservas de petróleo mas grandes del mundo ya no son suficientes para mantener las luces encendidas. Esto nunca nos sucederá a nosotros.

Más de 3 millones de venezolanos han debido huir de la brutal oposición de Maduro. Y eso sí que es realmente brutal.

Nos sentimos honrados de que hoy también nos acompañe Amintha Pérez, madre de Oscar Pérez, un valiente oficial de policía de Venezuela. Ustedes conocen su historia.

En Junio de 2017, Oscar pilotó un helicóptero sobre la ciudad de Baruta con una pancarta que decía “350 Libertad”. Una clara referencia al artículo 350 de la Constitución venezolana, que dice: “El pueblo de Venezuela ignorará cualquier régimen, legislación o autoridad, que viole los valores democráticos o que infrinja los derechos humanos “.

Oscar dijo que quería dar una esperanza al pueblo. El amaba a su pueblo y luchó por él. Y el pueblo venezolano amaba a Oscar. Pero Oscar fue asesinado a tiros y los venezolanos lo saben muy bien. Todos ustedes conocen la historia, fue brutalmente asesinado por las fuerzas de seguridad venezolanas.

Amintha, nuestros corazones se rompen por tu dolor. Oscar dió su vida por la libertad de su pueblo. Todos tenemos esperanza hoy debido a grandes personas y patriotas como Oscar. Por favor, Amintha.

Le dije: “¿Qué te parece si decimos algo en español?” A ella le gusta el español. Ella es un poco mejor que yo en español. Por favor Amintha.

Sra. Amintha Pérez: “Gracias Señor Presidente. Me disculpan si se me salen las lágrimas, lo que pasa es que otro de mis hijos, que también fue asesinado, esta de cumpleaños hoy. Esto acá mas que todo con el Presidente, solicitando ayuda humanitaria y solicitando también justicia, por mi hijo y por su grupo, que fueron asesinados vilmente. Por los hijos y tambien para continuar con el legado de Oscar, que parte de eso somos todos nosotros. Y vamos a continuar con la lucha hasta ver a nuestra Venezuela libre y poder regresar a nuestra madre patria”

Presidente Trump: No sé lo que dijo, pero creo que puedo imaginar lo que dijo. Ella es una mujer increíble, y Oscar fue un hombre increíble cuya muerte no habrá sido en vano.

Hace unas semanas, el 23 de enero, la Asamblea Nacional de Venezuela invocó la Constitución para declarar al Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el líder legítimo de su país. En uno de sus primeros actos, el presidente Guaidó invocó el mismo artículo constitucional que Oscar llevó a través de los cielos para notificar al mundo que Maduro era ilegítimo.

En 30 minutos, los Estados Unidos se enorgullecían de ser la primera nación del mundo en reconocer al presidente Guaidó.

Y, por cierto, John Bolton está aquí. ¿Dónde está John? Trabajando duro.

Hoy, más de 50 países en todo el mundo reconocen al gobierno legítimo de Venezuela. El pueblo venezolano ha hablado, y el mundo ha escuchado su hermosa voz. Están pasando la página sobre el socialismo, pasando la página sobre la dictadura, y no hay vuelta atrás.

Las naciones que aman la paz están listas para ayudar a Venezuela a recuperar su democracia, su dignidad y su destino. Todas las naciones de nuestro hemisferio comparten el interés de prevenir la propagación de la tiranía socialista. El socialismo, por su propia naturaleza, no respeta las fronteras. No respeta las fronteras ni los derechos soberanos de sus ciudadanos o vecinos. Siempre está tratando de expandirse, invadir y subyugar a otros a su voluntad.

La hora final del socialismo ha llegado a nuestro hemisferio y, francamente, en muchos, muchos lugares alrededor del mundo. Los días del socialismo y el comunismo están contados, y no sólo en Venezuela, sino también en Nicaragua y en Cuba.

¿Amamos a Cuba? ¿Amamos a Nicaragua? Son grandes países con un gran potencial. Recuerden esa palabra, porque su potencial es realmente increíble.

Mientras tanto, debemos trabajar juntos para poner fin a un desastre humanitario. Mientras hablamos, hay camiones con cientos de toneladas de suministros humanitarios que se necesitan desesperadamente, detenidos en las fronteras de Venezuela y esperando ayudar a los millones y millones de necesitados.

Hace dos días, el primer C-17 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América, que es un avión grande y hermoso, aterrizó en Colombia con una asistencia crucial, que incluye miles de kits de nutrición para los niños venezolanos. Desafortunadamente, el dictador Maduro ha bloqueado la entrada al país de esta ayuda destinada a salvar vidas. Él prefiere ver a su gente morir de hambre que darles ayuda o algún tipo de apoyo.

Millones de venezolanos están sufriendo el hambre, mientras que una pequeña elite en la cima del régimen de Maduro saquea a la nación dejándola en la pobreza y al borde de la muerte. Sabemos quiénes son y sabemos bien dónde guardan los miles de millones de dólares que se han robado.

Increíblemente, aun hay miembros del ejército venezolano que apoyan a esta dictadura fracasada. Arriesgan su futuro, sus vidas y el futuro de Venezuela, por un hombre controlado por el ejército cubano y protegido por un ejército privado de soldados cubanos. Maduro no es un patriota venezolano sino un títere de Cuba. Eso es lo que es.

Y recordemos que solían pagar cientos de millones de dólares a Cuba, pero que ya no lo hacen, porque ya no tienen ese tipo de riqueza para continuar haciéndolo. Entonces las cosas están cambiando y están cambiando rápidamente.

Y hoy yo tengo un mensaje para cada uno de los funcionarios que está ayudando a mantener a Maduro en su lugar:

Los ojos del mundo entero están hoy sobre ti, todos los días y todos los días en el futuro. No puedes esconderte de la elección que ahora te enfrenta. Puedes elegir aceptar la generosa oferta de amnistía que hizo el Presidente Guaidó, y vivir tu vida en paz con tu familia y tus compatriotas. El presidente Guaidó no busca represalias contra ti, y nosotros tampoco. Pero no debes seguir las órdenes de Maduro de bloquear la ayuda humanitaria, y no debes amenazar con ninguna forma de violencia a los manifestantes pacíficos, a los líderes de la oposición, a los miembros de la Asamblea Nacional o al Presidente Guaidó y su familia.

Buscamos una transición pacífica del poder, pero todas las opciones están abiertas. Queremos restaurar la democracia venezolana y creemos que el ejército venezolano y su liderazgo tienen un papel vital que desempeñar en este proceso. Si eliges este camino, tienes la oportunidad de ayudar a forjar un futuro seguro y próspero para todas las personas de Venezuela.

O puedes elegir el segundo camino: continuar apoyando a Maduro.

Si eliges ese camino, no encontrarás un puerto seguro dónde vivir, ni una salida segura. Lo perderás todo.

Así que hoy, les pido a todos los miembros del régimen de Maduro que pongan fin a esta pesadilla de pobreza, hambre y muerte para su pueblo. Dejen que su gente recupere su libertad. Liberen su país. Ahora es el momento para que todos los patriotas venezolanos actúen juntos como un solo pueblo. Nada podría ser mejor para el futuro de Venezuela. Y nada podría ser mejor para el futuro de otra nación cautiva, Cuba, que el renacimiento de la libertad y la democracia en Venezuela.

Durante décadas, las dictaduras socialistas de Cuba y Venezuela se han apoyado mutuamente en una negociación muy corrupta. Venezuela le dio petróleo a Cuba. A cambio, Cuba le dio a Venezuela un estado policial dirigido directamente desde La Habana.

Pero hoy las cosas son muy diferentes, y esos días han llegado a su fin. La espantosa alianza entre ambas dictaduras está llegando a su fin. Comienza un nuevo futuro. Todos los que estamos aquí hoy, y miles y miles y miles de personas de afuera, estamos unidos porque sabemos la verdad sobre el socialismo en Venezuela, en Cuba, en Nicaragua y en todo el mundo.

El socialismo promete prosperidad, pero en realidad genera pobreza. El socialismo promete unidad, pero entrega odio y división. El socialismo promete un futuro mejor, pero siempre vuelve a los capítulos más oscuros del pasado. Eso nunca falla. Siempre pasa de la misma manera.

El socialismo es una ideología triste y desacreditada arraigada en la ignorancia total de la historia y la naturaleza humana, razón por la cual, con el tiempo, el socialismo siempre debe dar lugar a la tiranía, de la manera que siempre lo hace. Los socialistas profesan un amor por la diversidad, pero siempre insisten en la conformidad absoluta.

Sabemos que el socialismo no se trata de justicia, no se trata de igualdad, no se trata de ayudar a los pobres. El socialismo es solo una cosa: Más poder para la clase dominante. Y cuanto más poder obtienen, más anhelan. Quieren dirigir la atención médica, administrar el transporte y las finanzas, administrar la energía, educar, administrar todo.

Quieren poder, para decidir quién gana y quién pierde, quién está arriba y quién está abajo, qué es verdad y qué es mentira, e incluso quién vive y quién muere.

En resumen, todos los que estamos aquí hoy reunidos sabemos que no hay nada menos democrático que el socialismo. En todas partes y en cualquier lugar donde aparece, el socialismo avanza bajo la bandera del progreso, pero al final, solo ofrece corrupción, explotación y decadencia.

Con nosotros hoy está David Smolansky. David fue uno de los alcaldes más jóvenes en la historia de Venezuela cuando el régimen de Maduro lo destituyó de su cargo y emitió una orden de arresto. David huyó hacia la temida selva del sur de Venezuela. Finalmente, David llegó a Brasil, donde fue recibido con los brazos abiertos.

Hoy, David vive en el exilio en los Estados Unidos, donde continúa hablando a favor del pueblo venezolano. Tristemente, David es la tercera generación de su familia que debe huir de la agonía del socialismo y el comunismo. Los abuelos de David huyeron de la Unión Soviética en 1927, y su padre huyó de la Cuba comunista en 1970.

Como dijo David, “La diferencia que quiero tener con mi padre y mi abuelo, es tener la posibilidad de regresar a mi país”. “Mis abuelos jamás regresaron a Kiev y mi padre no ha podido regresar a La Habana. Espero poder regresar [pronto] a Venezuela “. Y yo creo que eso sucederá David.

Muchas gracias, David. Creo que sucederá muy pronto. Tu coraje es inspirador. Y no solo David, muchas de las personas que se encuentran hoy en esta sala. Ustedes han pasado por mucho, pero ven llegar al socialismo a su final. Lo ven realmente llegando a su fin por primera vez. Por primera vez lo estás viendo, porque los Estados Unidos de América, una verdadera gran nación, hoy los respalda.

Y así como los Estados Unidos defienden la democracia en Venezuela, reafirmamos la solidaridad con los pueblos de Cuba y Nicaragua que padecen desde hace mucho tiempo y con los pueblos de todas partes del mundo que viven bajo regímenes socialistas y comunistas.

Y a quienes intenten imponer el socialismo en los Estados Unidos, nuevamente les enviamos un mensaje muy simple: Los Estados Unidos de América jamás será un país socialista.

Nacemos libres y nos mantendremos libres, ahora y por siempre.

Sabemos lo que puede hacer la libertad en Venezuela porque hemos visto ese futuro aquí mismo en el Doral.

Sabemos lo que puede hacer la libertad en Cuba porque hemos visto ese futuro aquí mismo en Miami.

Sabemos lo que puede hacer la libertad en Nicaragua porque hemos visto ese futuro aquí mismo en Sweetwater.

Y pronto, con la ayuda de Dios, veremos qué es capaz de hacer la gente en Caracas, Managua y La Habana.

Y cuando Venezuela sea libre, y Cuba sea libre, y Nicaragua sea libre, veremos el primer hemisferio libre de toda la historia de la humanidad.

Fue para mí un gran honor estar con ustedes hoy, y un gran honor para la Primera Dama estar con ustedes hoy. Estamos ganando. Estamos ganando en todos los frentes.

Gracias. Dios les bendiga. Dios bendiga al pueblo de Venezuela. Dios bendiga al pueblo de Cuba. Dios bendiga al pueblo de Nicaragua. Y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América. Muchas gracias.

Transcripción: Fundación Internacional Latinoamérica Libre

Vea el discurso original en inglés:

Vea el discurso con traducción al español:

(Total: 463 - Today: 1 )

2 comentarios sobre «Trump envió un mensaje contundente a los socialistas del mundo, especialmente para Venezuela, Cuba y Nicaragua»

Los comentarios están cerrados.