Bolivia: Luis Almagro voltea y viola sistema de la OEA para apoyar a Evo Morales – por Carlos Sánchez Berzain

Bolivia Featured

El respaldo del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a la criminal candidatura de Evo Morales ha sido agravado por la justificación de Luis Almagro, expresando que “Mi posición sigue siendo la misma, la reelección no es un derecho humano, pero no tengo ningún instrumento institucional para oponerme a un dictamen, a un fallo de la Corte Suprema boliviana, porque además el sistema americano  nunca dijo nada al respecto”. Lo expresado voltea el sistema de la OEA, viola sus principios y normas para legitimar a Evo Morales como dictador.

El 22 de Septiembre de 2017 el Secretario Almagro escribió en su Twitter: “Evo Morales deberá respetar decisión popular q dijo NO a reelección. Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”.

El 28 de octubre de 2017 el Secretario Almagro a nombre de la OEA solicitó a la “Comisión de Venecia” un “Estudio sobre la reelección”, recibiendo un reporte que afirma que “la reelección no es un derecho humano”. Cuando Almagro presentó el informe dijo: “el reporte no es una opinión política, es un documento con plena validez jurídica”.

El 17 de mayo de 2019 en Bolivia y con Evo Morales, el Secretario Almagro afirmó: “Decir que Evo Morales hoy no puede participar, eso sería absolutamente discriminatorio con los otros presidentes que han participado en procesos electorales sobre la base de un fallo judicial reconociendo la garantía de sus derechos humanos”

Al día hábil siguiente, el 20 de Mayo, en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción en Buenos Aires,  Almagro declaró: “Mi posición sigue siendo la misma, la reelección no es un derecho humano, pero no tengo ningún instrumento institucional para oponerme a un dictamen, a un fallo de la Corte Suprema boliviana, porque además el sistema americano  nunca dijo nada al respecto”. El fallo es la Sentencia Constitucional 0084/2017 del “Tribunal Constitucional Plurinacional” que declara “la aplicación preferente del Art. 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por ser la norma mas favorable”.

Este apretado resumen demuestra que el Sr. Luis Almagro ha volteado la Secretaría General de la OEA a favor de Evo Morales. Voltear es “volver algo de una parte a otra hasta ponerlo al revés de cómo estaba”, es “trastocar o mudar algo a otro estado o sitio”, es cambiar, “convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria”, es invertir el orden regular.

El volteo remata con falsedad cuando expresa en Argentina “pero no tengo ningún instrumento institucional para oponerme a un dictamen, a un fallo de la Corte Suprema boliviana, porque además el sistema americano  nunca dijo nada al respecto”. Los instrumentos que tiene -entre otros- el Secretario General de la OEA son: La Convención Americana de Derechos Humanos, la Carta Democrática Interamericana (CDI) y sus competencias como Secretario General, que ha usado exitosamente en el caso de Venezuela.

El Tribunal de Evo Morales prevaricó aplicando el Art. 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que reconoce como derechos humanos los derechos políticos a ser elector y elegido. Almagro debe oponer el Art. 32.2 de la Misma Convención, “correlación entre deberes y derechos” que manda: “Los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien común en una sociedad democrática”. Almagro sentó precedente frente al fallo contra Leopoldo López con una carta abierta difundida con el titular “Almagro dice que la condena a López es el fin de la democracia en Venezuela” (El País 26 de Mayo 2016).

El Secretario Almagro aplicó la CDI a Venezuela con 4 informes: el primero de 30 de mayo de 2016 inició el proceso por “alteración del orden constitucional”; el segundo, 14 de marzo de 2017 señaló que en Venezuela no había solamente “alteración del orden constitucional”, sino “ruptura del orden democrático” y que el asunto debía ser elevado a la Asamblea General de la OEA; el tercero, 19 de julio de 2017 publicado tras “fracasar la Asamblea General en adoptar una resolución sobre la situación venezolana”; y el cuarto, 25 de septiembre de 2017 afirmó la “total ruptura del orden democrático” en Venezuela, porque “fue eliminado el derecho al sufragio universal” y “los derechos humanos ya no están vigentes”.

Bolivia, con el referéndum de 21 de febrero de 2016 (21F) que rechazó la reelección, con constitución suplantada y ya violada para que Morales se reelija el 2014, con la garantía del Art. 32.2. de la Convención Americana sobre Derechos Humanos pendiente, con falta de todos los elementos esenciales de la democracia del Art. 3 de la CDI, con presos políticos y mas de 1.200 exiliados políticos, convertida en “narco estado” y con el dictamen de la Comisión de Venecia… no le ha dado al Secretario Almagro ningún instrumento institucional para oponerse a la dictadura de Evo Morales!!??

* Carlos Sánchez Berzain es Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy

Fuente: Infobae (Argentina)

(Total: 25 - Today: 1 )